.

La comida muy procesada incita a comer en exceso

Dr. Domingo Pérez León
Actualizado: 04/04/2024 683
La comida muy procesada incita a comer en exceso
Compartir:

¿Puede un menú con alimentos muy procesados influir en la ingesta calórica? Científicos, entre otros, del estadounidense Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales, han investigado esta cuestión en un ensayo aleatorizado. Los resultados han sido publicados online por NutriXiv Preprints. 

En el estudio se asignó a los participantes, aleatoriamente durante dos semanas, una dieta ultraprocesada o sin procesar, inmediatamente seguida por la otra dieta, también durante dos semanas. Las comidas en ambas dietas eran similares en cuanto a número de calorías, densidad calórica, macronutrientes, azúcar, sal y fibra. Se les dijo a los participantes que comiesen según sus necesidades, es decir, tanto o tan poco como quisieran.   

La ingesta calórica resultó ser mayor en la dieta muy procesada, con mayor consumo de carbohidratos y grasa, pero no de proteínas. También se vio que los cambios en el peso estaban estrechamente relacionados con la ingesta calórica. Durante las semanas "ultraprocesadas", los participantes aumentaron una media de 0,8 kilos, mientras que perdieron 1,1 kg durante las semanas "no procesadas".  

¿Por qué los alimentos procesados son malos?

Del estudio, los investigadores han sacado la conclusión de que reducir la comida muy procesada puede ser una estrategia eficaz para prevenir y tratar la obesidad.  

Aunque ambos menús de este estudio eran similares, otra investigación demuestra que los alimentos muy procesados son menos sanos: cuanto más procesados son contienen menos proteínas, fibra, vitaminas y minerales y más azúcares y grasas saturadas.  

¿Cuáles son los alimentos menos procesados? 

La dieta mediterránea típica se caracteriza por incluir alimentos sin procesar, como verdura, fruta, cereales, aceite de oliva, legumbres y frutos secos, pescado, pollo y por limitar el consumo de carne roja y carne procesada. En este estudio se ha visto que la dieta mediterránea contribuye, entre otros, a mantener un IMC sano, tener menos inflamaciones y bajar el riesgo de enfermedades cardiovasculares. 

La paleodieta que recomendamos en nuestras terapias se parece mucho a la mediterránea, pero sin la pizza ni la pasta, claro está. Una diferencia importante es que desde nuestro planteamiento recomendamos mantener bajo el consumo de carnes rojas, cereales y legumbres, sobre todo en situación terapéutica.  

Complementos dietéticos nutricionales cómo la Berberina, el ácido alfa lipoico el picolinato de cromo nos pueden ayudar a regular el metabolismo y en casos compulsivos por la comida el L-triptófano, el GABA, el magnesio, los ácidos grasos omega3 DHA, nos pueden ayudar a frenar esta compulsión por comer. 

Posts más visto
0 comentarios

Escribe un comentario

testimonials

Ana bertha
cliente habitual
Oscar
Proveedor
Juan
Naturista
Frank marcos
cliente
Ana bertha
Oscar
Juan
Frank marcos

Pedidos, Asesoramiento e Incidencias 91 446 00 00

0