.

Somos tan viejos como nuestras arterias

Existe correlación entre la microbiota intestinal y las arterias.

Dr. Domingo Pérez León
Actualizado: 16/02/2024 3278
Somos tan viejos como nuestras arterias
Compartir:

Buena parte de las afecciones cardiovasculares no puede explicarse por los factores de riesgo tradicionales. Por eso, investigadores británicos se han planteado si quizá tenga algo que ver la microbiota intestinal. 

Factores que afectan a la microbiota intestinal 

La reducción en la calidad o cantidad de la microbiota intestinal (los microorganismos que están en nuestro intestino) ya se habían asociado anteriormente a distintos problemas de salud, como la diabetes, la obesidad y las enfermedades gastrointestinales de carácter inflamatorio. Es posible que el motivo sea que la microbiota es un importante regulador del estrés oxidativo, la inflamación, la tolerancia a la glucosa y la sensibilidad a la insulina. 

Por el contrario, la rigidez arterial (el empeoramiento patológico de la estructura y funcionalidad de las arterias) tiene una correlación positiva con la hiperglucemia crónica, la hiperinsulinemia, el nivel de adipocinas y la inflamación sistémica. Además, parece estar relacionada con el riesgo cardiovascular. 

Expertos de la Universidad de Nottingham y del King\'s College de Londres analizaron los datos médicos de un grupo de 617 gemelas adultas de mediana edad.  Los resultados de la velocidad de onda de pulso, que dan la medida de la rigidez arterial, fueron comparados con datos sobre la composición de su microbiota intestinal. Asimismo, se estudió el posible papel que pudieran desempeñar ciertos metabolitos que ya habían sido vinculados antes a las cardio vasculopatías y al síndrome metabólico. 

¿Cómo afecta los microbios en el intestino de las mujeres? 

En todas las mujeres había una correlación significativa entre la diversidad de los microbios en el intestino y la salud de las arterias. Incluso tras la corrección de variaciones metabólicas y presión sanguínea, la rigidez de las arterias era mayor entre mujeres con un microbiota intestinal limitada. Los microbios específicos que se asociaron a un menor riesgo de rigidez arterial ya habían sido relacionados anteriormente con un menor riesgo de obesidad. 

La microbiota intestinal a través de la dieta, el ejercicio y los probióticos puede ser una forma de reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.  

0 comentarios

Escribe un comentario

testimonials

Ana bertha
cliente habitual
Oscar
Proveedor
Juan
Naturista
Frank marcos
cliente
Ana bertha
Oscar
Juan
Frank marcos

Pedidos, Asesoramiento e Incidencias 91 446 00 00

0